Páginas vistas en total

martes, 17 de julio de 2012

Equipo Ja: Misión: "La noche puede ser peligrosa, pero también muy divertida" PARTE 1

Hoy me permitireis que comience por el final, y es dar las gracias a mis acompañantes de fatigas (Capitan Murdock: Alias "Vakiya" y Teniente Fenix: Alias "Sillerito"). Muuuuchisssssimasss graciassssssss, ha sido genial, me lo he pasado como nunca y el gran grano de arena para que eso sucediera es vuestra.


Y como no...la aventura finalizó con la sabrosa comida que nos tenían preparada nuestros compis "Mopu" y "Pirri".

El comienzo

Hace algunas semanas, creo que fue en la jornada paellera que compartimos con nuestras queridas familias, se me ocurrió comentar que ya se ha había abierto el plazo para realizar la nocturna de Esparreguera, y que los condicionantes que tiene (Nocturnidad, orientación, organización, etc...) la hacen ser una propicia jornada para pasárselo pipa, así que mis compañeros de fatigas Vaki y Sille, dicen que vamos y vamos, intentamos  convencer a David, pero no estaba por la labor y es que el Sargento Barracus teme más a la noche que a los aviones.

Finalmente llega el día anterior a tan ansiada jornada, y sobre las 9.30 de la noche me llama Vaki para decirme que han hablado él y Sillerito y han decidido ir desde Sant Feliu en bici hasta Esparreguera y que luego se vuelven en bici también, yo para mis adentro pienso... Estos tíos están locos.
Durante la noche le voy dando vueltas y el día de autos, llamo al susodicho y le hago una proposición indecente: Que se vengan en tren hasta Martorell y desde aquí, yo se como ir directo a Esparreguera, con lo que nos vamos los 3 en bici desde Martorell.... Dicho y hecho.

A las 7.30 todos en Martorell, unos llegaban con sus carrozas del "cercanías", otros llegaban con sus caballos de FGC, pero todos estabámos puntuales, pero todos, todos, estabamos expectantes para conocer   los instrumentos ilumandores que utilizaría cada uno de los compañeros de fatigas, yo jugaba con ventaja y es que ya soy ducho en las nocturnas y como sé que es quedarse sin luces, iba bien provisto de iluminaria, 3 en el frontal, una en la cabeza para ver lo leo, y es que me gusta la lectura mientras disfruto de una buena pedalada y por último la luminaria trasera, con varios y atractivos cambios (destelleante, fija, de lado a lado, intermitente, etc...).

La primera foto del día  se la gana el capitan murdock, por su montaje luminario en su montura, cual corcel del Cid campeador, el capitan lo vistió con sus mejores galas, orgulloso mostraba su inmejorable invento.

Posteriormente habría que ver la eficiencia de tan currado invento, y es que otra cosa no, pero en el equipo Ja de ingenio vamos sobrados.

Listas nuestras monturas, nos disponemos a cabalgar hacia el inicio de nuestra misión, me toca hacer de guia, no obstante, no las tengo todas conmigo, pues aunque apriori parece sencillo cualquier error puede ser fatal, al hacernos acumular kilometros indeseables o aún peor, perdernos en la tarde monserratina sin encontrar nuestro primer punto de la batalla.

Como no podía ser de otra forma, todo se da a pedir de boca y poco más de 15 minutos nos encontramos en el Mercado de la localidad de inicio de la batalla, allí paramos para solucionar algunos pequeños problemas técnicos que habíamos detectado en la vuelta de calentamiento (o warming lap, que dicen en MotoGP), y es que, mientras el capitan murdock ajusta su invento para permitir a la horquilla que tenga recorrido (y en el simil caballeristico, que el corcel, pudiera doblar las rodillas), yo el comandante Anibal, lejos de haber planificado adecuadamente la parte que me correspondía, he salido de mis aposentos sin ningun tipo de brebaje para poder satisfacer la necesaria sed que originaría mi organismo en el fragor de la batalla, no obstante, en el último momento decido socorrer tan absurdo olvido y los amables cantineros, me preparan sendas botas de buen caldo, que aunque listo para ser deborado decido posponer para los momentos de alta necesidad.

Llegados al punto de comienzo de la batalla, con horario suficiente (8.30H), allí encontramos al peloton de alistamiento, como ya estamos preparados para entrar lucha, nos alistamos, y amablemente nos facilitaron nuestra hoja de alistamiento, un artilugio lumínico adicional del color de los farolillos de los clubes de carretera y una especia de pulsera de un color verde chillón, que no tenemos claro donde se pone, ni para que sirve, no obstante, como todos nuestros compañeros de batalla lo llevarán puesto, nosotros no queremos desmerecer tan desintersado gesto y es que rehusarlo hubiera sido una prueba de gestión descortes hacia nuestros anfitriones.

Una vez afiliados y dado que aun queda tiempo hasta la batalla inicial, como buenos soldados, nos dirijimos a la cantina más cercana para llenar nuestros buches con buenas viandas y vino a raudales. Sobre las 9.45 y una vez que ya tenemos alcohol en vena suficiente como para no pasar el control antidoping (y de haber sido invitados a un "postre") nos dirigimos a la zona de partida. Y es que nuestro batallón debe partir a las 10:04.



Los 3 soldados del battallón permanecemos expectantes, mientras los battallones inciales estará en primera línea de fuego, nuestro battallón partirá en decimosegundo lugar, lo suficientemente delante para tener carnaza enemiga a la que poder abatir, y lo suficientemente atrás como para no estar en primera línea y recibir el fuego enemigo a las primeras de cambio.

Al fin llegan las 10:04 y se produce el pistoletazo de salida y cruzando la "block yard" comenzamos la aventura particular de la misión nocturna encomendada.

Continuara......




No hay comentarios:

Publicar un comentario