Páginas vistas en total

martes, 7 de agosto de 2012

Equipo Ja - Operación: “La muela se queda a la izquierda”

El inicio de operaciones tuvo lugar a partir de las 5.00 am, tanto el sargento Barracus como el coronel Smith, se levantaban de sus catres en sus respectivos barracones, iniciaban la tarea de aseo correspondiente y preparaban el material a utilizar durante la misión, a las 5.30 salían con destino al punto de encuentro, donde se encontraron a las 6.05 am, echando en falta al capitán Murdock, se pusieron en contacto con él, su respuesta fue.. “Ya estoy saliendo por la puerta”. Ahí señor que se nos pegan las sabanas.


A las 6.15 am, ya estaba el grupo al completo en el punto de encuentro, éste día falto el Teniente Fenix, ausente por causas ajenas a la misión (que nadie piense que no podía con la misión...ehhh).

Como no disponíamos de la FurgoJa, utilizamos vehículos alternativos, en uno de ellos iban el coronel Smith y el Capitán Murdock y en el otro el Sargento Barracus.

Después de 1.30H, y sobre las 8.00 am. Empezamos a descargar el material de guerra en el punto de partida (Saldes). Los propietarios del bar al oírnos, bajaron rápidamente para abrir el local, lo que nos permitió:1) Tomar una cafetito antes de comenzar y 2) Coger unos periódicos antiguos que luego realizarían un gran trabajo en el desempeño de la misión.

Sobre las 8.20 comenzábamos nuestra andadura, y a pesar de que el Capitán Smith llevaba en su GPS las coordenadas de la misión, se quiso fiar más de su sentido de la orientación y a las primeras de cambio cogieron el camino equivocado, y como no hay mal que por bien no venga, la equivocación nos hizo ahorrarnos unos 8-9 kilómetros de misión, que tal y como acabo la cosa, se pueda dar por decisión acertada.

Saliendo de Saldes, cogimos el camino que llevaba hacía el refugio de Lluis Estany,...y como se suele decir “Todo para arriba”, partíamos de una altitud de 1300 (altitud de Saldes) y debíamos llegar por el camino hasta el Coll de Collel que está a unos 1850 de altitud, en estas primeras estribaciones el sargento Barracus y el Coronel Smith se iban tomando la misión con tranquilidad, a sabiendas de que sería larga y dura, sin embargo, como de costumbre el capitán Murdock iba desatando las hostilidades y parecía como los abejorros, de repente pegaba un tirón y se iba 200 metros, como que se dejaba caer para picarnos. La actividad meteorológica a esa hora era estupenda, parcialmente cubierto, temperatura de 17 grados y no demasiada humedad, sin embargo, a medida que íbamos ganando metros de altitud, se terminó de cubrir del todo, aumentaba la humedad y bajaba la temperatura, hasta tal punto que en algún momento de la ascensión teníamos sensación de frio (debido al sudor acumulado ya desde el principio).

Justo antes de culminar apareció nuestro apreciado amigo el “pinchazo” en forma de pequeña picada en la rueda trasera del coronel (como no, siempre da en la misma piedra). Después de cargarme la válvula de la cámara (esta vez fue, la de la pinchada) el capitán murdock se ofreció a quitar de en medio al manazas del coronel para no tener mayores consecuencias. Una vez subsanada la pequeña avería, se continuó hasta la cima de la primera cita el Coll de Collel, allí un despistado (y lo digo porque quería subir al pedraforca y se había pasado el desvió como 3 kilómetros) nos hizo amablemente una fotito de la gesta.

A partir de ahí 9km de bajada hasta Josa del Cadí, al principio por un sendero de caballos, todo lleno de piedras y con alguna trialerilla peligrosa que hizo las delicias del capitán Barracus, y que incompresiblemente un avezado oponente se propuso subir y con el que nos cruzamos.

Llegados a Josa de Cadí, llevando cuidado en la bajada, aunque en algún punto superamos los 50km/h, nos propusimos hacer una parada técnica para rellenar nuestros vacíos estómagos. El capitán se quiso escapar pero le obligamos a que tuviera a bien reponer hidratos porque aún quedaba una buena parte. Así, mientras el S.Barracus y el C.Smith reponían fuerzas, murdock ya estaba inventado una de las suyas, y es que estaba viendo la ermita de Josa en lo alto de una colina, y nos propuso subir a ella, uffff... vaya tela subimos como 50 metros en 200 o 300, la capilla no tenía nada del otro mundo, pero si nos permitió hacer una nueva foto con el monte al fondo.

Desde Josa nos dirigimos a Tuixent por un tramo de carretera todo de bajada, bastante aburrido, llegando a Tuixent nos desviamos hacia el pueblo y ya comenzó la subida, dentro del pueblo repostamos líquidos en una fuente que manaba y continuamos hacia Gossol, pasando por el coll de la mola. En las primeras estribaciones de dicho coll, comenzábamos con fuerzas y algunos nos atrevíamos a bajar piñones y tirar de riñonera, sin embargo, después al llegar a una parada, vimos en un plano que teníamos que subir a 1820m y estábamos a 1300, por lo que decidimos regular un poquito y gracias a eso, porque sino no llegamos a arriba. La subida fue de casi 7 kilómetros con un desnivel constante y sin ningún descanso, y aunque te permitía ir con el plato mediano y el primer o segundo piñón, la verdad es que fue bastante exigente.

Una vez llegado arriba del coll de la mola, ya no mucha historia, bajada de unos 9-10km hasta Gossol y desde allí 8km por carretera hasta Saldes, tramo de bajada mayoritariamente pero que debido al viento en contra se tenía que ir pedaleando todo el tiempo.

Total 48km con 1600m de desnivel, vistas espectaculares y ruta bonita, bonita, de las mejores que he hecho hasta la fecha (lastima de los trozos que hay que ir por carretera).

A las 13h, llegábamos de vuelta a Saldes, repusimos fuerzas y de nuevo vuelta a nuestros hogares.

Y como suelen decir, que una imagen vale más que mil palabras, os dejo, el video diseñado y fabricado por el capitán Murdock.

1 comentario: